Berceuse

Aquí me oculto,
en el rumiar hueco
de otros labios.

En el eco
desafortunado
de una voz
que no existe.

Mi pecado
es amarte
sin atender
otros ojos.

Creer con fe ciega
en el latido
que me arrastra
a tu recuerdo.

Pero ya es tarde,
o yo quiero
que lo sea
en esta noche
que se pierde
agitada
en mis manos.

Mi mundo
es un desierto
empapado
por tu sombra.

La letanía
de una ausencia
que grita
el pétalo
de un pulso.

Tienes el perfil
de un verso
entregado
a la penumbra.

Un perfil
manchado
por las huellas
de mis besos.

¡Cuántas noches
describo
tu geografía
en la memoria!

¡Cuántas noches
eres mío
atrapado
de silencio!

Mi alma se desliza
en tu costado
recitando
la galería
de estos verbos
ya marchitos.

Pero tú duermes ahora
acunado entre suspiros.
Inocente
sin saber
que yo te amo.

Poema: Berceuse
Libro: El acorde perturbado
Editorial: VITRUVIO
ISBN: 9788494662249
Imagen: Gabriel Pacheco
Poema recitado: Aquí
Frédéric Chopin, Berceuse OP. 57

No hay comentarios

Agregar comentario

This site is protected by WP-CopyRightPro