Ahora sé…

Ahora sé que hay precipicios en los que merece la pena caer, porque en ellos el latido de nuestro corazón es más fuerte e intenso. Porque en ellos descubres el fluir de la vida, aquello que te hace único y tal vez, sólo tal vez, en eso consiste la eternidad.

Autor: © 2017 Inma J. Ferrero

No hay comentarios

Agregar comentario