Amanece…

Amanece con un suave susurro de lágrimas golpeando las ventanas. El cielo ha envejecido en el surco sombrío del gris que le abraza... Se ha roto el infinito en el vaivén ondulado de las nubes... No es casualidad, que la nostalgia siempre tenga frío.

Autor: © 2018 Inma J. Ferrero

No hay comentarios

Agregar comentario