Cada amanecer…

Cada amanecer despierta en mi ventana el reflejo de la nostalgia, el susurro lejano de ese anhelo que bosteza en el filo rojido del impenetrable horizonte.

Mis pies descalzos tocan entonces el suelo con la timidez de la duda, con el rubor que desciende poco a poco a los labios para acallar la palabra.

Autor: © 2018 Inma J. Ferrero

No hay comentarios

Agregar comentario