Cuando llegó la noche…

Cuando llegó la noche te esperé, no me importaban las señales que me decían que no vendrías... salí sin abrigo, con los ojos y los oídos alertas... Horadé el tiempo y destruí mi casa, mientras seguía el borde alargado de tu ausencia.

Autor: © 2017 Inma J. Ferrero

No hay comentarios

Agregar comentario