Forma parte de la vida…

Forma parte de la vida estar heridos. Cuántas veces la amargura habrá de reflejar su torva mirada en el confín de nuestra pupila… cuántas veces….

Cuando la noche duele y la tristeza se traduce en un vivir distinto; se inicia el vértigo, el abandono de ese “yo” desdibujado lentamente. Es entonces cuando el alma nos ataca, sin explicarnos el porqué de su dureza, y sentimos que entre la vida y nosotros hay un sonido tenue que nos conmina a dar el siguiente paso.

Autor: © 2017 Inma J. Ferrero

No hay comentarios

Agregar comentario