Las palabras no son siempre suficientes

Las palabras no son siempre suficientes cuando el vacío te habla de soledad y desmantela tu casa arrancando todos los recuerdos que continúan durmiendo en los rincones. Cuando el frío lo torna todo irrespirable y notas que el aire te asfixia formando un nudo en la garganta, es hora de salir y gritar... gritar fuerte como nunca antes lo hayas hecho.

Autor: © 2018 Inma J. Ferrero

No hay comentarios

Agregar comentario