Quiero pensar…

Quiero imaginar por un momento que no duele, que el tiempo lo cura todo y que las heridas cicatrizan. Pero desde hace mucho sé que el tiempo es el notario de nuestra vida. Él nos acompaña a cada paso mientras abre el foso que habrá de acogernos, y entre sus prioridades no está la de aliviar el sufrimiento.

Autor: © 2017 Inma J. Ferrero

No hay comentarios

Agregar comentario