Te imagino sentada…

A MI ABUELA...

Te imagino sentada cerca de la ventana, deshojando las estaciones con la lentitud propia del que ya no espera. Han pasado tantos años desde aquel martes en el que cojiste mi mano y me dijiste suavemente:

- Tú te irás como el resto, y no te acordarás de que estoy aquí sola esperando tus palabras.

El tiempo, notario de los segundos, ha escrito nuestra amistad en el vocabulario intimo de los instantes, y hoy que tu ausencia deja un sabor amarillento en mis labios, puedo decir que tú nunca te has ido porque siempre estuvimos juntas.

Autor: © 2019 Inma J. Ferrero

No hay comentarios

Agregar comentario