CARMEN MEMBRILLA OLEA | EL VERSO NECESARIO

Por: Isabel Rezmo


“LA POESÍA ES UN PULMÓN Y EL OXÍGENO DEL MUNDO”

“No es una poesía gota a gota pensada. No es un bello producto. No es un fruto perfecto. Es algo como el aire que todos respiramos y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos”… GABRIEL CELAYA.

Así podríamos pensar la definición exacta de la poesía. De la palabra que primero respira dentro de nosotros, se convierte en pulmón hasta que al llegar al paladar, la retocamos, y surge la palabra oral. En PROVERSO nos gusta hablar de la palabra oral como un resquicio de aire, oxígeno que se engendra en el pulmón, palpita en el corazón y luego lo exhala para que llegue al mundo. La palabra exige llegar al mundo, exige del poeta su savia, su raíz más profunda para hacerla viva.

Por esta razón hoy en PROVERSO mostramos en este mes alguien que exhala poesía desde el latir más interno del alma. Así hemos querido que se asome a nuestra ventana, para que la palabra se haga viva de manera escrita para luego llegar a la voz de nuestros lectores.

Carmen Membrilla Olea

Nace en Guadix en 1969. Estudia Filología Hispánica en la Facultad de Filosofía y Letras de Granada. Es profesora de Lengua Castellana y Literatura en Educación Secundaria. Colabora en distintas revistas digitales y mantiene una gran actividad en las redes sociales donde, además de su página personal, administra El Club de las Poetisas, una página literaria dedicada a la poesía. Ha participado en algunas exposiciones fotográficas complementando las fotos con escritos en prosa poética. Muchos de sus textos han sido seleccionados para formar parte de distintas antologías. En junio de 2014 lanza de forma independiente, su poemario digital Diario de ausencias. En agosto de 2014 funda, dirige y edita, junto a la escritora argentina Cecilia Ortiz, la revista literaria Gealittera. Escribe con regularidad en su blog: “El quemador de esencias”.

“Canto en sepia” es su primer poemario publicado en papel por Dairea Ediciones. (2015).

En la actualidad está trabajando con la misma editorial su próximo poemario: “Notas de silencio”, ilustrado con dibujos de Lara Barco.

“…termino por descubrir siempre en la poesía algo que me renueva…”

R: Buenas tardes Carmen, hemos empezado con este titular como: “La poesía, la palabra es el pulmón y el oxígeno del mundo. ¿Qué es para ti la palabra?

C.M.O: La palabra para mí es la aliada perfecta. Es cómplice y es refugio. Es el medio para expresar eso que observo, eso que siento, eso que me emociona. La palabra es evasión y es denuncia; es una forma de atravesar el tiempo, de cruzar espacios, de retocar verdades. Es una vía de conocimiento, de exploración. La palabra siempre es un camino, una travesía que me permite avanzar en distintas direcciones. En definitiva, yo diría que la palabra es una opción que a mí particularmente me hace feliz.

R.P: ¿Hoy en día crees que la palabra es más necesaria que nunca? ¿Tal vez la palabra está sobrevalorada, o en caso contrario, infravalorada?

C.M.O: Sí. Suscribo esa necesidad de la palabra, hoy en día y siempre porque la palabra también es entendimiento y diálogo; por tanto, jamás debería estar infravalorada.

R.P: Como poetas, ¿terminamos siempre por descubrir algo nuevo en la poesía? ¿Qué te atrajo de ella?

C.M.O: Yo puedo decir que termino por descubrir siempre en la poesía algo que me renueva. Es cierto. Por eso permanezco voluntariamente atrapada ahí. Siempre me atrajo de ella esa capacidad que tiene para sacudir mi alma. Me gusta sentirla como poderosa, viva, directa, mágica, emocionante, misteriosa, imparable, elocuente, sabia, renovada, pasional, elegante, natural, clara, verdadera, libre y por encima de todas las cosas BELLA.

R.P: Trabajas en el nivel de la Ed. Secundaria, ¿Cómo ves el presente de la literatura en la escuela y en la sociedad actual?

C.M.O: Siempre en desventaja con respecto al poder que ejercen las redes sociales, por ejemplo; o ante esa emoción sin límite que se deriva del fútbol, por decir algo que mueve a la gente. Pero creo sinceramente que no todo está perdido. Desde las aulas es necesario trabajar la literatura explotando su dimensión creativa. Esta manera suscita en los alumnos un interés nuevo, no sé si comparable al que se deriva de “Mujeres, hombres y viceversa” y cosas así; pero al fin y al cabo interés.

También hay que decir que no todos los chicos son iguales y que los que llegan a clase con inquietudes literarias ya interiorizadas han convivido en casa con una dinámica literaria lineal, desde que eran pequeños. Porque hay libros en sus casas, porque sus padres son lectores, porque en casa se habla de literatura. Así que tomemos nota. El ámbito familiar es determinante para que la gente joven se sienta atraída por la literatura. Hay que ofrecer recursos continuamente, sin bajar la guardia, pero no solo en clase. Estaría bien que la televisión se implicara, incluso la publicidad. Esto sería muy interesante.

“…todo aquello que no es literariamente coherente se cae, y se cae sin remedio porque sencillamente no se puede sostener…”

R.P: En 2014 fundas junto a Cecilia C. Ortiz la revista digital Gealittera donde se combina la poesía prosa y relato. Después de 3 años como ¿valoras su principio y desarrollo?

C.M.O: Muy positivamente. Después de tres años Gealittera es una revista plenamente consolidada que ofrece a la gente la posibilidad de escribir y la gente, unida por esta inquietud común responde siempre con la misma ilusión que en el primer número que lanzamos. Para Cecilia y para mí es una satisfacción enorme. Lo decidimos juntas, esto de crear una revista literaria y nos lanzamos sin miedo para elaborar el que entonces era nuestro proyecto, pero os puedo asegurar que nunca pensamos que la respuesta iba a ser tan contundente, tan constante y tan duradera. Estamos muy felices con este trabajo; entre todos hemos conformado una especie de “comunidad gealitterana” que va cobrando cada vez mayor identidad. Me quedo con esto; con la sensación de que hemos creado una especie de familia virtual que se da cita para escribir. Me encanta!!!

R.P: Te mueves por las redes sociales de forma activa ¿crees que hay una saturación de “poetas” o aquellos que se dicen serlo? ¿La esencia se ha perdido?

C.M.O: Hay muchísima gente que escribe. Es cierto. Por no decir que “todo el mundo escribe”. En principio esto me parece bien; cada uno tiene derecho a expresarse y las redes sociales nos brindan a todos esta oportunidad. Disponemos de una ventana al mundo para mostrar a través de ella lo que queremos enseñar de nosotros mismos. A partir de aquí ya es muy discutible y muy relativo qué se considera poesía, quién se considera poeta (que estas son palabras mayores), quién publica más libros, quién obtiene mayor reconocimiento y por qué, quién gana los premios literarios y en qué términos, quién tiene más faltas de ortografía, quién paga todas sus publicaciones, quién contrata a gente para que asista a una presentación determinada, quién va de escritor o escritora sin ser previamente lector o lectora…Todo esto me provoca una sensación de aturdimiento, de vértigo y por qué no decirlo de temor que me lleva voluntariamente a mantenerme al margen. ¿Se ha perdido la esencia? No. Porque la esencia va de la mano de la coherencia y todo aquello que no es literariamente coherente se cae, y se cae sin remedio porque sencillamente no se puede sostener.

R.P: De tu blog he extraído esta frase, para que la comentemos: “Si pudieras dejarías de ser hombre para dedicarte por entero a ser poeta”.

C.M.O: Bueno, pone de manifiesto esa dicotomía entre lo real (hombre) y lo ideal (poeta). “Dedicarte por entero a ser poeta” sería acabar con esa parafernalia de la que antes hablábamos, suprimir las vanidades y los artificios y las mentiras y dedicarte por entero a escribir para seguir aprendiendo siempre en una búsqueda incansable de eso que consideramos puro o auténtico.

R.P:“Canto en Sepia” es tu primer poemario publicado en papel ¿Qué supuso para ti?

C.M.O: Supuso ver un sueño hecho realidad. Supuso reestructurar esa sensación de estar sola siempre frente a mi ordenador para sentir que alguien allí, al otro lado valoraba mi trabajo. Supuso una inyección de vida y una dosis de sorpresa, de emoción y de felicidad que difícilmente se pueden describir. Supuso asumir, así de lleno, que un editor me había encontrado y que quería publicar mis textos. Miguel Sánchez y Dairea Ediciones entraron así en mi vida; por el privado de Facebook. Y yo…sin nombre, sin premios, sin apenas nada publicado dije que sí obviamente. ¿Qué otra cosa podía decir? Supuso confirmar que en este mundo literario y extraño alguien apostaba por mí y eso es que aún me tiene sumida en el asombro más absoluto.

R.P: Ahora estás trabajando en un nuevo proyecto. ¿Qué esperamos en: “Notas de silencio”?

C.M.O: “Notas de silencio” es mi nuevo poemario, también será publicado (en breve) por Dairea Ediciones. De él cabe esperar emoción ante las ilustraciones de Lara Barco porque pienso que están hechas desde el alma, desde la elegancia, desde la sugerencia más sutil y por supuesto desde ese lugar donde reside la belleza. Cabe esperar un trabajo bien hecho, es un libro revisado y supervisado por Miguel Sánchez, un editor que no deja ni un solo detalle en el tintero. Su forma de trabajar y su extremada sensibilidad nos dan la garantía de que el libro será un objeto especial, hermoso, cuidado, mimado…me atrevería a decir.

Cabe esperar un silencio subjetivo que revaloriza el poder de las palabras; un silencio revelador que nos permite respirar y atrapar sueños, canciones, besos y aniversarios; un silencio íntimo en el que la música, los versos y la arena destacarán estrepitosamente como únicos deseos. Yo diría que en este poemario triunfan los sonidos imborrables y abstractos, los sonidos compactos y potentes de ese silencio que es capaz de conmovernos.

R.P: Aparte de este nuevo poemario ¿Carmen Membrilla espera algo más este “curso” poético que empieza de nuevo?

C.M.O: Solo espero continuar con ilusión, con fuerza y con ganas. Seguir trabajando en mi instituto, seguir escribiendo, seguir leyendo, seguir con Gealittera. Para mí es todo un planazo, la verdad.

R.P: Muchas gracias por habernos atendido y poder compartir con nosotros y con nuestros lectores este ratito contigo.

C.M.O: Gracias a vosotras por haberme ofrecido esta oportunidad de participar en Proverso para hablar de mis proyectos y de mí misma. Ha sido un auténtico placer. Os lo digo de corazón. Saludos a todos vuestros lectores y hasta pronto.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017 Revista Proverso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

error: Content is protected !!