ROSA MONTERO | LA CARNE

El Anaquel

Los libros liberan más que nutren y quiero ser testigo de esta liberación.

Por: Matteo Barbato


Rosa Montero – La carne
Título: La carne
Autor: Rosa Montero
Edita: ALFAGUARA
Precio: 9.99 €
Fecha publicación: 09/2016
Idioma: español
ISBN: 9788420426211
Temáticas: Literatura contemporánea
Colección: Hispánica

Sinopsis

Soledad Alegre es una mujer de 60 años, licenciada en Historia del Arte y comisaria de exposiciones. Su vida se complica cuando se encuentra al mando de una nueva exposición denominada “Arte y locura” y cuando Mario, su joven amante, la deja por su joven esposa. Soledad, como predestinada, cumple con su mandato nominal, experimenta de forma súbita las inseguridades y los miedos más profundos ligados a la vejez: lucha contra los fantasmas del tiempo contratando a un gigoló extremadamente guapo, ruso, para que Mario sienta celos y recuperar lo que añora (ese tiránico amor que ahora está desgastando su cuerpo como un cincel de ausencias).

El amor ocupa gran parte de nuestra vida, es el comienzo y el fin de toda existencia.

La narración de Rosa Montero está llena de amor, quizá porque sus personajes lo añoran constantemente o quizá porque la autora lo exhibe camuflado bajo el nombre de pasión, deseo, miedo al tiempo o temor a la muerte. El amor (y su búsqueda) anida tanto en la decepción como en el fracaso, en el deseo omnipresente de afecto (con la llegada de la madurez el deseo de amor se mantiene intacto, aunque se tiñe de nostalgia), en ese motor que nos mueve y que finalmente nos esclaviza: el deseo, la pasión y el miedo se vuelven tiránicos cuando entra en juego el miedo al fracaso, la lucha contra el tiempo y el vértigo de los días. Según la autora «todo acaba por desembocar en el amor. Y en el daño»: la vida se convierte en «un pequeño espacio de luz entre dos nostalgias». El pasado, representa los errores cometidos y el recuerdo de la juventud es un potencial perdido que nunca regresa. «Ser viejo es tener un pasado irremediable y carecer de tiempo para enmendarlo»: en el presente se acumulan las pérdidas y la decadencia, la paradoja y las contradicciones, las complejidades de una mente joven encarcelada en un cuerpo marcado por el tiempo. La carne se deteriora, tiene fecha de caducidad, y el fututo, añadiría, es un espacio de sombras que necesita luz para sobrevivir…

Esta extraordinaria complejidad nos viene relatada con una extraordinaria sencillez: Rosa Montero nos muestra cómo se despliega ese enredo en la esfera intima de los personajes. La realidad posee una fachada pública, dura y simple, compuesta por estrictos cánones sociales, tan en contra de la mujer como hace doscientos años y posee una esfera privada, personal y verdadera, que ahonda los temas esenciales (esta vez de refilón, porque minimiza el daño frente al dolor, como lo hacen Soledad y Adam mientras se despiden).

El dialogo es sincero y directo, despliega ante nuestros ojos la profundidad de los personajes, incluso cuando el diálogo es interior, como en el caso de Soledad; éste último nos enseña que, al menos para la protagonista, lo que “se tiene” cede el paso a lo que se añora. El cuerpo sigue abrasándose, aunque la mente quiera convertirlo en piedra (Soledad no puede evitar que su corazón se incendie). La esfera íntima se convierte en entristecida y entristecedora, en un modo de vivir distinto “puertas para dentro”, se llena de manías, de obsesiones, de miserias, matices que desequilibran y que crean ansiedades. La rutina viene manipulada por el poder opresivo de unos pensamientos torturadores que modifican una cotidianeidad aparentemente simple: cambian el curso de la vida, llevan Soledad (y Adam) a un camino de perdición, hasta los extremos del ser.

Rosa Montero consigue unos personajes creíbles sin necesitar de acción trepidante para entretener. La sencillez de su historia se entremezcla de forma magistral con el despliegue de matices éticos, emocionales y filosóficos que enriquecen el conjunto. Sus reflexiones sabias y acertadas, el toque de acidez y de ironía (su cameo tan arriesgado como divertido, la parodia de su personaje, el juego de espejos entre realidad y ficción ), la evocación de las historias reales de algunos artistas malditos, cautivadores y desgraciados a un tiempo (todas ciertas menos una), forman un conjunto ameno y contundente, fluido y definitivamente bello por sus contrastes.

La carne, ahora arrugada, envejecida, pero aún hermosa, sigue siendo digna de ser amada.


Enlaces:

Página oficial del libro

Entrevista en RTVE

Telva entrevista a Rosa Montero

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017 Revista Proverso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

error: Content is protected !!