ELISABETTA BAGLI | LE NOSTRE DUE ANIME

Aquel sillón de cuadros

Por: Inma J. Ferrero


Hay una especie de magia dentro del universo de los libros, un universo de voces que imprimen el secreto único de cada escritor o de cada poeta. Y este se manifiesta de muchas formas y una de ellas sucede cuando en un instante ves un libro y sabes, sin ningún motivo aparente, que te va a encantar. Esto me ocurrió a mí con “Le nostre due anime” de Elisabetta Bagli. En este libro magnífico, la autora nos presenta, una obra dedicada a la también poeta Elizabeth Barrett Browning, pero no nos equivoquemos, no se trata de una obra que cante la alabanza a la autora a la que se dedica. No, en este libro los poemas nos hablan de la realidad multiforme que el amor abraza, apareciendo este como la belleza única de la vida. Tal vez por ser el amor el que nos descubre como seres verdaderamente vulnerables, y en consecuencia más humanos cuando nos encontramos despojados de las capas que nos protegen del frío que gobierna el mundo.

“Dime, mi amor,
¿puedes escuchar las notas
de nuestra canción?
¿Vivir en la distancia
la luz y sus matices?
¿Ver crecer los árboles
y sus frutos,
sin la intimidad de mi presencia?”

(Latidos, pág. 3)

En la estructura de los poemas hay una sombra que siempre se nos escapa, algo que se nos está diciendo, pero no aparece a la vista. Y esa sombra, vaporosa e inasible, aparece para poner en duda todo lo que conocemos acerca del amor. Esto hace que la lectura del poemario sea insaciable de principio a fin, y que en cada una de sus lecturas encontremos algo nuevo que lo hace único. Los poemas de amor de “Le nostre due anime” cantan a la pulsión indomable, al deseo insatisfecho, al amor reprimido, al amor realizado plenamente, al erotismo y fin, al amor tierno y dulce como el mejor de los manjares.

“Quiero alas para volar
y llegar a ti,
quiero alas para tenerte
en mi pecho una vez más.”

(La escalera, pág. 12)

En este libro los versos nos permiten vislumbrar escenarios y motivos diversos como la existencia, el cuerpo, el tiempo o la memoria que en el amor subyacen, sin que pierda verdad su poesía. Otro rasgo característico del este poemario es la precisión con el que se utilizan las palabras en cada uno de los poemas, produciendo una suerte de caudal sonoro en el que cada verso fluye sin ningún atisbo de dificultad, y esto se debe a que la autora no ha olvidado la principal labor que el poeta tiene, la de no extasiarse en los recodos de la belleza solo para celebrarla, ni en el parnaso del ritmo hipnotizante de la cadencia, sino que ha recordado sabiamente, que la labor principal es la del conocimiento, por eso la poeta es insistente, persuasiva y siempre sorprendente en cada uno de los poemas que componen este bello poemario. Se observa un equilibrio entre los versos más tangibles y duros, con la ternura de las imágenes que no dejan al lector a la intemperie. Podemos señalar entonces que en este libro la autora no solo ha conseguido dejar su impronta, en cuanto al tema del amor se refiere, haciendo de él algo nuevo por descubrir en tanto a la retórica amatoria, sino que el poema se ha convertido en el espacio propicio para develar la inexorable madeja del acto poético.

“Te vi llorar
mientras tus ojos
buscaban aquel abrazo
que yo no pude darte
y que ahora te daría.”

(Te vi, pág. 19)

Los poemas surgen apoyados en el metro libre, despojados de la frialdad que tal vez el metro medido imprime a veces a la poesía. Elsabetta Bagli, recrea eficazmente la atmósfera de su yo más íntimo a lo largo de todo el libro, donde el amor es compartido y vivido por los lectores, ya que harán suyas cada una de sus palabras, porque se verán reconocidos en algunos de sus versos. Otro rasgo importante es su lenguaje a veces trufado de adjetivos en la descripción, y otras veces con la sencillez propia de la reflexión, que aquí no aparecen como contrapuestos. Estamos pues, ante un libro que destruye y construye al mismo tiempo, para formar un nuevo elemento que llevarnos a lo cotidiano de nuestro propio vivir y sentir.

“Nadie sabe qué corona de espinas
es nuestro secreto
anclado en el pensamiento
que nos atenaza y nos libera,
que nos hace vivir y amar;”

(El hilo, pág. 11)

“Le nostre due anime” de Elisabetta Bagli es un poemario cuya lectura no solo es grata, sino que provoca el estremecimiento natural de la buena poesía.


LE NOSTRE DUE ANIME
Autor: Elisabetta Bagli
Editor: Il Convivio
ISBN-10: 8832740664
ISBN-13: 978-8832740660

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018 Revista Proverso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

error: Content is protected !!