SHERIDAN | LE FANU Y CARMILLA, LA MUJER VAMPIRO.

Por: Tomás Sánchez Rubio


Entre los maestros del misterio que gozan de mi aprecio y admiración, no podía faltar el escritor irlandés del XIX Sheridan Le Fanu. De su obra Carmilla, título clásico de la literatura gótica, existen en nuestro idioma diversas traducciones publicadas por diferentes sellos editoriales. El ejemplar que poseo lo adquirí en 2015. En octubre de ese año, la editorial Siruela publicó, como parte de su Colección Las Tres Edades/Cuentos Ilustrados, una interesante edición de Carmilla.  El mencionado volumen de ciento diez páginas, una joya no solo por el contenido, sino también por su calidad, cuenta con una treintena de ilustraciones en blanco y negro, obra de la reconocida artista Ana Juan (Valencia, 1961), ganadora en 2010 del Premio Nacional de Ilustración concedido por el Ministerio de Cultura. La traducción del inglés se debe al veterano Juan Elías Tovar Cross.

Joseph Thomas Sheridan Le Fanu, nombre completo del escritor, nació en Dublín el 28 de agosto de 1814, en una familia de procedencia hugonote –antiguo nombre otorgado a los protestantes franceses de doctrina calvinista durante las llamadas guerras de religión–. Como precedentes literarios tenía a su abuela, Alice Sheridan Le Fanu, y a su tío abuelo, Richard Brinsley Sheridan, ambos dramaturgos; en tanto que su sobrina, Rhoda Broughton, llegó a ser una novelista de éxito con obras como Belinda o Doctor Cupid, entre otras. Estudió primeramente Derecho, para, poco después, abandonar las leyes por el periodismo. A partir de ese momento y hasta su muerte, publicó multitud de relatos en prensa. Murió en su ciudad natal, el 7 de febrero de 1873.

Resulta curioso observar cómo el azar hizo que la vida de este autor transcurriera en los mismos años que la de la creadora hispanocubana Gertrudis Gómez de Avellaneda (Santa María de Puerto Príncipe, Cuba, 23 de marzo – Madrid, 1 de febrero de 1873). Notable escritora y poeta romántica, Gertrudis se instaló en España a los veintidós años, donde comenzó a publicar bajo el pseudónimo de La Peregrina y se dio a conocer con la novela Sab, donde trata el tema de la esclavitud. Sus restos reposan en el cementerio de San Fernando de Sevilla, junto a los de su hermano Manuel, y los de su esposo, Domingo Verdugo y Massieu.

Volviendo al autor que nos ocupa y a su obra, diremos que Carmilla se publicó originalmente como un cuento corto en una colección titulada In a Glass Darkly en 1872, justo un año antes de la muerte de su autor. Dicha selección constaba de cinco relatos: “Green Tea”, “The Familiar”, “Mr. Justice Harbottle”, “The Room in the Dragon Volant” y  “Carmilla”. El segundo y el tercer relato son versiones revisadas de historias publicadas con anterioridad, mientras que los relatos cuarto y quinto son lo suficientemente largos como para ser llamados novelas cortas. El título de este libro recopilatorio proviene de una cita de un versículo de la Biblia; en concreto de la Primera epístola de Pablo a los corintios, 13, 12: “Ahora vemos por espejo, oscuramente; pero entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; mas entonces conoceré como fui conocido.”

Contada en primera persona por la protagonista, el argumento de nuestra historia podría resumirse como sigue: Laura, joven de origen inglés, vive aislada en el viejo y austero castillo de su anciano padre en Estiria –antiguo ducado que ocupa actualmente parte del sur de Austria y norte de Eslovenia–. Las circunstancias hacen que su padre ofrezca hospedaje a una joven viajera misteriosa que acaba de sufrir un accidente con su carruaje, junto a su madre, cerca del castillo. Sin embargo, la atracción y el miedo se confunden en el corazón de la joven cuando descubre el rostro de su huésped: esta se corresponde con la imagen de una aparición que la impactó en su infancia, a los seis años. En estos momentos Laura tiene diecinueve. La madre, pide al padre de Laura que dé asilo a su hija, pues ella tiene que seguir urgentemente con su viaje, del que no da más detalles; la mujer promete volver por ella en tres meses. La relación entre Laura y Carmilla parece la de dos jóvenes amigas, pero poco a poco Laura comienza a percibir que Carmilla se siente fuertemente atraída por ella; además de que su comportamiento es muy extraño: duerme todo el día y explota en repentinos ataques de ira cada cierto tiempo. Poco tiempo después, Laura cae enferma y su padre comienza a preguntarse qué le pasa a su hija, pues desde la llegada de Carmilla, Laura comienza a sufrir una extraña desazón y pesadillas. La historia llega a su fin cuando la familia, a través de un viejo conocido, el general Spielsdorf, cuya hija había muerto víctima del vampiro, descubre la verdadera identidad de la extraña visitante, que es en realidad Millarca Karnstein, que habría muerto más de cien años atrás. Descubierta, Millarca (Carmilla) escapa. Todos la siguen hasta el castillo Karnstein a unas tres millas de distancia, donde la encuentran reposando en su tumba. Su cuerpo tiene vida, mientras su ataúd flota en un río de sangre fresca. Entonces le clavan una estaca que le atraviesa el corazón. Acaban su horripilante tarea cortándole la cabeza, quemando el cuerpo, y esparciendo sus cenizas.

Primera mujer vampiro de la literatura, a Carmilla se la ha relacionado con Lilith, la Reina de la Noche, figura legendaria del folklore judío, de origen mesopotámico. Considerada la primera esposa de Adán, con el tiempo se convirtió en un demonio que raptaba a los niños en sus cunas aprovechando la oscuridad, y se unía a los hombres como un súcubo, engendrando a una sinietra prole –los lilim–…

Aún más clara es la inspiración que supuso para el personaje de Carmilla, en una historia donde se mezclan el misterio, el terror y el erotismo, la noble húngara Erzsébet Báthory de Ecsed (1560-1614).  Según la leyenda, la conocida popularmente como Condesa Sangrienta, Elizabeth Bathory, bebía y se bañaba en sangre, creyendo que esto mantendría su belleza y le devolvería la juventud. Para ello, solicitaba doncellas para integrar su corte, a las que luego asesinaba, encontrándose en las mazmorras de su castillo de Čachtice, una vez descubiertos sus cruentos crímenes, decenas de cadáveres de mujeres desangradas.

Por otra parte, es interesante señalar el eco del personaje de Le Fanu en la literatura posterior. Es destacable, por ejemplo, su más que probable influencia en la famosa novela gótica Dracula, escrita veinticinco años después (1897) por el autor, también irlandés, Abraham “Bram” Stoker (Clontarf, 8 de noviembre de 1847 – Londres, 20 de abril de 1912). Entre otras semejanzas, encontramos que ambas obras, aparte de recrear la figura de un ser no mortal que se alimenta de la esencia vital humana, están narradas en primera persona; su acción se sitúa en una región del viejo continente y ambos perversos protagonistas mueren de manera parecida. Además, existe una similitud física y de comportamiento entre los tándems de personajes Carmilla-Laura y Lucy-Mina.

Fuera del ámbito literario cabría comentar que el relato de Le Fanu ha sido objeto de la adaptación, con desigual fortuna, de varias películas cinematográficas, entre las que destacan Vampyr (1932) del danés Carl Theodor Dreyer o Blood and Roses (1960), del director francés Roger Vadim. Por otra parte, La conocida como Trilogía de los Karnstein es una serie de tres cintas de terror, de temática vampírica, producidas por Hammer Production entre 1970 y 1971, cuyos personajes están inspirados en los de Carmilla.

Actualmente existen también numerosos cómics, animes, series de televisión y videojuegos que hacen referencia a esta narración o están directamente basados en ella. En el primer género mencionado, destaca Carmilla, Nuestra Señora de los vampiros, realizada por los dibujantes Isaac del Rivero Jr. y Rafael Fonteriz, asturiano y valenciano respectivamente, bajo guion del estadounidense Roy Thomas, en 1999.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018 Revista Proverso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

error: Content is protected !!