Tag : aquel-sillon-de-cuadros

post image

CIEN MIL GOTAS DE LLUVIA | LOURDES PÁEZ MORALES, TOMÁS SÁNCHEZ RUBIO

Aquel sillón de cuadros

Por: Inma J. Ferrero


CIEN MIL GOTAS DE LLUVIA
Autores: Lourdes Páez y Tomás Sánchez
Editorial: ReadBOOK
ISBN: 9788494935237

Decía Francisco Umbral que «Escribir es la manera más profunda de leer la vida», y esto es lo que han conseguido magistralmente Lourdes Páez Morales y Tomás Sánchez en su libro “Cien mil gotas de lluvia” publicado por READBOOK. En una primera lectura del libro, me ha llamado la atención la asombrosa capacidad narrativa de estos dos escritores. Que, a través de un lenguaje sencillo y cercano, alejado de expresiones complicadas y de difícil comprensión nos sorprenderán, y harán de la lectura de este libro un viaje fantástico del cual no querremos regresar por mucho tiempo. Podemos decir que este libro nos habla del vivir, de la maravilla que la vida encierra a pesar de sus sinsabores pasajeros y el lector, por ello, irá haciendo suya cada palabra. Al leerlas, al pensarlas, al pronunciarlas ya que nos sentiremos totalmente identificados en algunas de las situaciones que se narran en este libro. “¿Eres una tía? – gritó Adelina…” “Mati iba a misa con su toquilla y su pañuelo…” Y es que estos relatos tienen algo difícil de definir que te atrapa desde las primeras líneas, algo que te seduce y te sumerge en cada una de las historias.

Lourdes Páez Morales y Tomás Sánchez nos aportan una visión real y cotidiana sobre el mundo que nos rodea, alejándose de la idealización de este. Nos hace una disertación de las relaciones humanas, alejada de los cuentos de hadas que nos contaban en la niñez, en los que el mundo aparece como algo etéreo y en algunos casos totalmente ajeno a nosotros. “Laura entró en el cuarto y vio a su hija sentada al borde de la cama, mirando hacia la ventana. La besó en la frente…” “Cien mil gotas de lluvia”, es un conjunto de historias reales que entretienen, sorprenden, provocan, y que nos retan a plantearnos algunas de las ideas preconcebidas que tenemos sobre lo que nos rodea. Todo ello logra hacernos reflexionar sobre el núcleo central de la vida, en todas sus facetas. Nos sentiremos en muchos casos invadidos por la sensación de haber tenido esas mismas vivencias, incluso conoceremos a alguien que posiblemente ha pasado por esas mismas vicisitudes. “A veces su marido la colmaba de vestidos y zapatos que compraba en la ciudad y aquellos regalos, lejos de acercarlos, los alejaban aún más…” Lo que puedo garantizar es que la lectura de estas historias, independientes las unas de las otras y unidas por la temática de lo cotidiano, no dejarán a ningún lector indiferente, ya que narran situaciones actuales, situaciones vividas ávidamente. “- La vieja esa… Parece que no se da cuenta d ellos años que gasta. Maquillada como una vulgar ramera…”

Los personajes de estas historias se entrelazan hablándonos de si mismos, contando sus historias, sus pensamientos más íntimos, sus deseos, sus decepciones, las esperanzas que hacen la monotonía más vivible, trazando así, el mapa único del que saborea cada segundo del vivir tan efímero. “Es una pobre chica Don José. Vino a España engañada” Son historias cortas, entretenidas y con mucho movimiento. A medida que avanzas en su lectura te vas acostumbrando y te apetece detenerte a releer aquellos párrafos, de vaivén emocional, aquellas descripciones que son fotografías en sepia, tal vez, de nuestra vida cotidiana.

Los narradores utilizan en numerosas historias la primera persona, es el personaje principal de la historia quien la cuenta, siendo él mismo el eje de la narración. “No puedo verte, pero siempre sé cuándo has llegado…” Se convierte en una voz, en una persona que nos habla directamente, lo que hace que sea más real para el lector. “De niña me daba mucho miedo la soledad. Mi padre un día se fue de casa por la mañana y ya no volvió…” Con esto consiguen que empaticemos o rechacemos al personaje que nos cuenta su vivencia. El lector deja de ser un mero espectador de lo que ocurre, para formar parte de la acción y tomar partido a favor o en contra de lo que nos cuenta el personaje principal.

También son numerosas las historias contadas en tercera persona, convirtiéndose ambos autores en narradores omniscientes, cuyo conocimiento de los hechos es total y absoluto. Ellos saben lo que piensan y sienten los personajes: sus sentimientos, sensaciones, intenciones, planes… Como narradores solo muestran lo que ven, lo que pueden observar, de modo parecido a como lo hace una cámara de cine. Y de igual modo, nos dirigen, nos dan su percepción sobre el personaje, no dejando a nuestro albedrío la opinión que sobre ellos debemos tener, sin dejarnos por ello, un atisbo de libertad. En esta ocasión los autores nos tienen en sus manos. “Sean como sean, los amores verdaderos, con final feliz o no, vecen cualquier revés que presente el camino de la vida”

Los diálogos de los personajes son fluidos, dinámicos, concisos y emplean un lenguaje sencillo. Lo que hará que la lectura sea agradable para el lector, que no se saltará ninguna coma, ni dejará la lectura de ninguno de los relatos, “Madre ¿Cuándo seré feliz?” También añade cortes, preguntas y comentarios para hacer la conversación más fluida. “- La pequeña Nayaraq pensó que su madre había augurado con aquella respuesta su eterna infelicidad”

Les invito a leer CIEN MIL GOTAS DE LLUVIA y a dejarse invadir por cierto desasosiego ante el arte del vivir. Unas historias sin trampa ni cartón, que nos sumen en la cotidianidad de los días, en nuestra propia imperfección que hace maravilloso el pulso diario de nuestro viaje vital.

post image

LITERATURA DE CORDEL

Aquel sillón de cuadros

Por: Inma J. Ferrero


Hace un año leí un artículo que llamó mucho mi atención, hablaba sobre la llamada “Literatura de cordel” en él se hablaba de sus orígenes y se detallaban los lugares dónde este tipo de género literario había sido importado. Siendo como soy una apasionada de la literatura medieval y renacentista, no puede hacer otra cosa que investigar más a fondo sobre el tema. Espero que os parezca tan interesante como a mí me lo pareció y me lo parece.

La literatura de cordel es un género de carácter popular escrito en verso, su origen es tanto oral como escrito. Este tipo de literatura era distribuida a través de los llamados “pliegos de cordel”, que eran unos cuadernillos impresos que no estaban encuadernados y eran exhibidos en unos tendederos de cuerdas para ser vendidos, de ahí su nombre. Su origen se fija en la península ibérica (España y Portugal) y se importa a las colonias de ambos países, siendo en Brasil dónde adquiere su mayor importancia. Los temas que narran son de carácter popular (Sucesos cotidianos, episodios históricos, legendarios o religiosos). Por todo lo anterior podemos decir que se trata de un tipo de literatura cercana al romance o las coplas de ciego.

En cuanto a su forma, podemos decir que están escritos siguiendo el estilo del romance y en muchas ocasiones acompañadas de xilografías. Las estrofas más utilizadas son de dos, seis o diez versos. Lo que favorecía su memorización por parte de los vendedores que los reciban o cantaban en las plazas y en las ferias. Este tipo de literatura al igual que los romances, eran acompañados por instrumentos como la zanfona, el violín, la vihuela, etc. Solían ser vendidos por mendigos o invidentes.

Como ya hemos citado el origen de este tipo de literatura es luso-español, y se sitúa dentro el ámbito histórico de la lírica cancioneril y del romancero del Prerrenacimiento, como se percibe en la obra del renacentista Gil Vicente, situándose por lo tanto en el mismo contesto que la lírica germanesca y las narraciones de aventuras. La literatura de cordel se extiende al teatro del Siglo de Oro. En Portugal y Galicia, por su modo de comercialización recibe el nombre de “Folhetos”. Su expansión a las colonias se realiza a través del comercio marítimo. Pero no solo a las colonias sudamericanas sino también a los reinos de Nápoles y Sicilia, donde este tipo de literatura fue muy apreciado.

Miguel de Unamuno en uno de sus escritos, define este tipo de literatura del siguiente modo:

“Aquellos pliegos encerraban la flor de la fantasía popular y de la historia; los había de historia sagrada, de cuentos orientales, de epopeyas medievales del ciclo carolingio, de libros de caballerías, (…) de hazañas de bandidos, y de la guerra civil de los siete años. Eran el sedimento poético de los siglos, que después de haber nutrido los cantos y relatos que han consolado de la vida a tantas generaciones, rodando de boda en oído y de oído en boca, contados al amor de la lumbre, viven, por ministerio de los ciegos callejeros, en la fantasía, siempre verde, del pueblo.”

Parece comprobado que en España los poetas de tradición culta no fueron partidarios de la divulgación de sus poemas en pliegos sueltos, sin embargo, en Portugal fue el medio tradicional e incluso preferido por vates como Gil Vicente, Baltasar Dias, o Nicolás y Antonio José da Silva. Y así queda referido que los «folhetos» de estos y otros autores se vendían en los tenderetes de las escaleras del Hospital de Todos los Santos de Lisboa y, aun después, en el Arsenal y en la arcada Norte del Terreiro do Paço. Asimismo, en el Cancionero General publicado en 1516 y 1517,3 que recopiló García de Resende recogiendo la obra de 280 autores, aparece ya una clara influencia de la literatura de cordel en la poesía culta y viceversa.


BIBLIOGRAFÍA:

Palabras para el pueblo. Vol. I – Edición: Luis Díaz Vian (ISBN: 978-84-00-07911-6 / Editorial Consejo Superior de Investigaciones Científicas)

Los sefardíes y la poesía tradicional hispánica del siglo XVIII: el Cancionero de Abraham Israel (Gibraltar, 1761-1770) – Paloma Díaz-Mas; María Sánchez Pérez (ISBN: 978-84-00-09670-0 / Editorial Consejo Superior de Investigaciones Científicas)

post image

NICOLA FOTI | EL POETA DEL CORAZÓN Y LA PALABRA “VIVERE DI SBIECO”

Aquel sillón de cuadros

Por: Inma J. Ferrero


VIVERE DI SBIECO
Nicola Foti
Intermedia Edizioni
ISBN:  978-88-6786-043-2

El poeta Nicola Foti bajo el título “Vivere di sbieco”, publicado en la editorial Intermedia Edizioni, nos presenta un trepidante y apasionado poemario que nos habla de la vida en su estado más puro a través de uno de los sentimientos que más mortal hace al hombre “el amor”. Y es que este es un poemario que nos habla de amor sí, pero de amor en mayúsculas, del amor que nos ciega, del amor que sufrimos, del amor palpitante en todos sus estados y como no, de la vida que nos es tan cotidiana y que saboreamos en nuestro recorrido vital en todos sus matices, como aquí nos muestra el poeta. “Un giorno quasi andato, / evaporato, dissolto/ In chiaroscuro / Viaggio dentro me stesso”” Le tue parole incantano / son balsamo per gli altri / E veleno per te / Forse un giorno vedrai / Che l’amore / Si nutre di sè / E non per forza di dolore”

En “Vivere di sbieco” el poeta se deshoja, se confiesa, entabla una conversación consigo mismo y ciertos momentos con la amada, amada que aparece como un elemento onírico que le acompaña a largo de este diálogo poético. “Ho visto la tua foto / quella che nasconde i tuoi occhi / Dove ogni espressione / Ogni sentimento è negato / E misero mistero /come un fantasma” También aparece el amor hacia el padre, en un poema con el que no hace partícipes de la pérdida, de la trágica y dolorosa pérdida. “Ogni tanto ti penso / Confuso nella routine quotidiana / Ormai vivi dovunque / E in nessun luogo / Ma quando passo / Davanti al Verano / Vedendo i cipressi / Slanciati verso il cielo / Dietro le mura / La fitta si fa piú forte / Padre mio”

En una primera lectura podemos apreciar las luces y las sombras que envuelven este poemario, la necesidad del autor de confesar todo aquello que le atormenta y causa la sangrante herida que su alma posee. Todo esto lo hace con gran eficacia a través de un lenguaje sencillo, limpio de polvo y paja que pueda llevar al lector a equívoco con respecto de lo que se quiere expresar en el poema. Esta sensación de poesía a flor de piel nos acompañará a lo largo de toda la lectura de este poemario. “Alla fine di tutto / Nessuno vincerà / D’amore crudele / Cessino le ostilità / Ora riposa in me / E forse / Solo per un istante / Guariremo”.  Lo anterior no impide que los poemas hayan sido escritos con un lenguaje rico en simbolismo, metáforas y demás recursos inherentes al discurso poético, pero cabe destacar que esta flexibilidad lingüística hace que los versos que aparecen en este poemario den la sensación de poesía viva y cercana, y en consecuencia consigan llegar al lector como una fina lluvia que cala hasta la misma alma.

En cuanto al lenguaje también es necesario decir, que se trata de un lenguaje afilado, que va directamente a la cuestión que trata de abordar, lo que hace que ha lucha interna que sostiene el poeta sea evidente a lo largo de todo el libro “Nel cuore / Solo sangue rappreso / Che non scorre / Ma scorre questa vita / E fuggi dalla tua / Nei silenzi oltraggiosi / Nelle tue mani giunte / Aride di preghiere / A un dio che non esiste”. 

Nicola Foti opta por la utilización de versos cortos en la mayoría de los poemas que forman parte del poemario. Dando así una mayor intensidad y dramatismo a la obra y haciendo que sean cortantes como bisturíes que necesitan llegar al alma, para llegar a comprenderse. Todo esto propicia cierta sensación de vértigo, que nos precipita en la lectura voraz de todos los poemas que forman dicho libro y que habrán de formar parte de las baldosas que van cimentando nuestra opinión como lectores. “Sarai tenue respiro / E battito / quando saremo / Unico corpo / Sospeso il tempo / L’anima / Si dilaterà / E silenzi / Solo energia / Scorrerà /  Come in un fiore / Vivrà / La bellezza / Che muore / Ancora viva” El poeta nos conduce a través del dolor, la soledad, la angustia de la ausencia, el amor logrado y el algunos caso a través de la pérdida más sentida y arrebatada. Dejando siempre un resquicio para la esperanza. “Cercammo rifugio / Nell’alba celeste…”

Este poeta lejos de abrazarnos con un verso frío lleno de retórica nos sitúa en el mismo centro de la acción, de su experiencia vital. Haciéndonos partícipes de su dolor, de su gozo, del amor, de la felicidad, haciendo que su universo emocional también sea el nuestro.

“Vivere di sbieco” de Nicola Foti es sin duda un poemario que no se debe dejar de leer, que no nos dejará indiferentes ante su lectura y posterior compresión, y que recomiendo a todo aquel lector que sienta preferencia por la poesía con cierta reminiscencia romántica, que se sienta atraído por la pureza sin trabas del sentimiento humano. Por la poesía desgarrada que nos lleva a pensar que el amor sea cual sea su naturaleza es la sustancia con la que la vida alienta su pulso y al fin nos hace humanos y tal vez vulnerables.

post image

SENDERO DE SENTIMIENTOS | MARGARITA CAMPOS SÁNCHEZ

Aquel sillón de cuadros

Por: Inma J. Ferrero


Decía Almudena Grandes “Luego alcance a comprender, que el tiempo nunca se gana, y que nunca se pierde, que la vida se gasta, simplemente” Y es que, este es el tema central de este poemario que hoy presentamos el vivir en toda la dimensión de la palabra. En “SENDERO DE SENTIMIENTOS” de Margarita Campos Sánchez, la poeta nos habla en primera persona del saber vivir, de macharse el alma con cada sentimiento, a pesar de la herida que pueda causarnos. Por ello es este un sendero que debe recorrerse a pleno latido. Latido que nos lleva desde lo cotidiano a lo universal, y que da sentido al transcurso de los días a través de los momentos.

“Despierta,
que la vida te pertenece.
Solo tú debes vivirla.
No pienses en plegarte
cuál rama de olivo tierna.”

(Momentos, pág. 23)

“SENDERO DE SENTIMIENTOS” es una declaración poética sincera, pero también se trata de una poética dura e inflexible, donde los ángulos difusos que conforman la realidad son plenamente tangibles. Ya que, a través del verso, la poeta expresa sus dudas, miedos, anhelos e ilusiones, y como no, en este poemario la autora también nos habla de amor, pero no solo limitándose al amor hacia el amado, sino el amor más universal, mezclado sabiamente en su paleta vital ejemplo del vivir bien aprovechado.

“Si pintar se pudieran los besos y
las caricias pudiéramos plasmar.
Si diéramos color a la risa
y llenáramos de trazos al amor.”

(Pinceles, pág. 201)

La poesía de Margarita Campos Sánchez es intimista, fluyente, sincera, rítmica y ecléctica. Dónde el verso adquiere la personalidad pura de la voz sin subterfugios. Desnudos sus poemas del artificio de la retórica, adquieren una dimensión vital, dónde los sentimientos se muestran a flor de piel reclamando el derecho de alcanzar las más altas cimas. Este libro formado en su mayor parte por poemas cortos dará al lector la sensación de vértigo, la sensación insaciable de llegar al siguiente verso como único modo de alimento. Se advierte en este libro la transparencia en la expresión de percepciones y sentimientos abiertos de par en par; sin embargo, la poeta hace un uso magistral de la cadencia rítmica que otorga musicalidad y sublimación a las emociones, como en toda buena poesía debe suceder. Abunda el lirismo de la palabra buscando la sonoridad en la forma en cuanto a lo que se pretende transmitir. Destacan igualmente los paralelismos, las metáforas, y las personificaciones bien logradas de elementos percibidos por el sujeto poético que reflejan el estado anímico del mismo.

“Susurra este viento palabras dulzonas
como azúcar morena que derretida llega y
endulza sus hojas,
las palmeras la lamen golosas.”

(Palmeras, pág. 213)

Como ya he señalado, Margarita Campos Sánchez partiendo de los aspectos más cotidianos, nos va introduciendo y haciendo cómplices de sus más íntimos recovecos interiores: la soledad, la nostalgia, las heridas, pero siempre dejando la puerta abierta al amor, parte importante a lo largo de todo el poemario. Ya que es la conquista de este bálsamo el que endulza el alma y de donde surge la esperanza y la fuerza para continuar el camino. Otra parte esencial de este libro es la forma de concebir las sensaciones a través de la claridad expresiva sin ambages ni máscaras que permiten el acercamiento con el lector, quien recibe esa carga emotiva de forma directa como si de una música se tratara.

“Nuestros corazones laten
un poco más fuerte
ante este nuevo tiempo.
Solo faltas tú.
Dulce amor ausente.”

(Belleza, pág. 27)

De “SENDERO DE SENTIMIENTOS” de Margarita Campos Sánchez puedo decir como conclusión que es un poemario donde la emoción se convierte en voz poética que trasciende la estricta realidad que nos rodea y que se transforma de este modo en bella melódica que no deja indiferente.


“SENDERO DE SENTIMIENTOS”
Margarita Campos Sánchez
Editorial: Círculo Rojo
Colección: Poesía
ISBN: 978-84-9194-143-9
Formatos: Tapa blanda
Tamaños: 15×21
Páginas: 277

post image

ELISABETTA BAGLI | LE NOSTRE DUE ANIME

Quel divano a scacchi

A cura di Inma J. Ferrero

Traduzione di Elisabetta Bagli


C’è una specie di magia nell’universo dei libri, un universo di voci che stampa il segreto unico di ogni scrittore o di ogni poeta. Ciò si manifesta in molti modi e uno di questi avviene quando vedi un libro in un istante e sai, senza una ragione apparente, che ti piacerà. Questo è quel che mi è successo con “Le nostre due anime” di Elisabetta Bagli. In questo magnifico libro, l’autrice ci presenta un’opera dedicata alla poetessa Elizabeth Barrett Browning, ma non dobbiamo sbagliarci pensando che questa sia un’opera che elogia la poetessa alla quale è dedicata. No, in questo libro le poesie parlano della realtà multiforme che abbraccia l’amore, apparendo come la bellezza unica della vita. Forse perché è l’amore che ci rivela come esseri veramente vulnerabili, e di conseguenza più umani quando ci ritroviamo spogliati degli strati che ci proteggono dal freddo che governa il mondo.

“Dime, mi amor,
¿puedes escuchar las notas
de nuestra canción?
¿Vivir en la distancia
la luz y sus matices?
¿Ver crecer los árboles
y sus frutos,
sin la intimidad de mi presencia?”

(Latidos, pág. 3)

Nella struttura delle poesie c’è un’ombra che ci sfugge sempre, qualcosa che ci viene detto, ma non appare. E quell’ombra, vaporosa e inafferrabile, sembra mettere in discussione tutto ciò che sappiamo sull’amore. Questo rende la lettura delle poesie insaziabile dall’inizio alla fine, e ad ogni lettura troviamo qualcosa di nuovo che lo rende unico. Le poesie d’amore di “Le nostre due anime” cantano la pulsione indomabile, il desiderio insoddisfatto, l’amore rimosso, l’amore pienamente realizzato, l’erotismo e la fine, l’amore tenero e dolce come la migliore delle prelibatezze.

“Quiero alas para volar
y llegar a ti,
quiero alas para tenerte
en mi pecho una vez más.”

(La escalera, pág. 12)

In questo libro i versi ci permettono di intravedere vari scenari e diverse ragioni, come l’esistenza, il corpo, il tempo o la memoria che soggiacciono all’amore senza far perdere alla poesía la sua verità. Un’altra caratteristica di questa silloge è la precisione con cui vengono utilizzate le parole in ognuna delle poesie, producendo una sorta di flusso sonoro in cui ogni verso scorre senza alcuna difficoltà; ciò avviene perché l’autrice non ha dimenticato il lavoro principale che il poeta deve eseguire, ovvero quello di non estasiarsi negli angoli della bellezza solo per celebrarla, neanche nel parnaso del ritmo ipnotico della cadenza, ma ha saggiamente sottolineato che il compito principale è la conoscenza. Per questo motivo la poetessa è insistente, persuasiva e sempre sorprendente in ognuna delle liriche che compongono questo bel libro di poesie. Si osserva un equilibrio tra i versi più tangibili e difficili, con la tenerezza delle immagini che non lasciano il lettore alle intemperie. Possiamo notare, poi, che in questo libro l’autrice non solo è riuscita a lasciare il segno per quel che riguarda l’amore, rendendolo nuovo, come qualcosa da scoprire nella retorica amatoria, ma anche a convertire la poesia nello spazio propizio a sciogliere la matassa inesorabile dell’atto poetico.

“Te vi llorar
mientras tus ojos
buscaban aquel abrazo
que yo no pude darte
y que ahora te daría.”

(Te vi, pág. 19)

Le poesie nascono sostenute dal verso libero, spogliate della freddezza che, a volte, la métrica, impone alla poesia. Elisabetta Bagli, ricrea efficacemente l’atmosfera del suo Io più intimo in tutto il libro, in cui l’amore è condiviso e vissuto dai lettori, poiché fanno proprie le loro parole dei versi poetici, riconoscendosi in alcuni di essi. Un’altra caratteristica importante è il suo linguaggio a volte pieno di aggettivi nella descrizione, e talvolta con la semplicità propia della riflessione, che in questi casi non appaiono mai come contrapposti. Siamo, quindi, di fronte a un libro che distrugge e costruisce allo stesso tempo, per formare un nuovo elemento che ci porta al quotidiano del nostro vivere e sentire.

“Nadie sabe qué corona de espinas
es nuestro secreto
anclado en el pensamiento
que nos atenaza y nos libera,
que nos hace vivir y amar;”

(El hilo, pág. 11)

Le nostre due anime di Elisabetta Bagli è una silloge poetica la cui lettura non è solo gradevole, ma provoca l’emozione naturale della buona poesía.


LE NOSTRE DUE ANIME
Autor: Elisabetta Bagli
Editor: Il Convivio
ISBN-10: 8832740664
ISBN-13: 978-8832740660

post image

ELISABETTA BAGLI | LE NOSTRE DUE ANIME

Aquel sillón de cuadros

Por: Inma J. Ferrero


Hay una especie de magia dentro del universo de los libros, un universo de voces que imprimen el secreto único de cada escritor o de cada poeta. Y este se manifiesta de muchas formas y una de ellas sucede cuando en un instante ves un libro y sabes, sin ningún motivo aparente, que te va a encantar. Esto me ocurrió a mí con “Le nostre due anime” de Elisabetta Bagli. En este libro magnífico, la autora nos presenta, una obra dedicada a la también poeta Elizabeth Barrett Browning, pero no nos equivoquemos, no se trata de una obra que cante la alabanza a la autora a la que se dedica. No, en este libro los poemas nos hablan de la realidad multiforme que el amor abraza, apareciendo este como la belleza única de la vida. Tal vez por ser el amor el que nos descubre como seres verdaderamente vulnerables, y en consecuencia más humanos cuando nos encontramos despojados de las capas que nos protegen del frío que gobierna el mundo.

“Dime, mi amor,
¿puedes escuchar las notas
de nuestra canción?
¿Vivir en la distancia
la luz y sus matices?
¿Ver crecer los árboles
y sus frutos,
sin la intimidad de mi presencia?”

(Latidos, pág. 3)

En la estructura de los poemas hay una sombra que siempre se nos escapa, algo que se nos está diciendo, pero no aparece a la vista. Y esa sombra, vaporosa e inasible, aparece para poner en duda todo lo que conocemos acerca del amor. Esto hace que la lectura del poemario sea insaciable de principio a fin, y que en cada una de sus lecturas encontremos algo nuevo que lo hace único. Los poemas de amor de “Le nostre due anime” cantan a la pulsión indomable, al deseo insatisfecho, al amor reprimido, al amor realizado plenamente, al erotismo y fin, al amor tierno y dulce como el mejor de los manjares.

“Quiero alas para volar
y llegar a ti,
quiero alas para tenerte
en mi pecho una vez más.”

(La escalera, pág. 12)

En este libro los versos nos permiten vislumbrar escenarios y motivos diversos como la existencia, el cuerpo, el tiempo o la memoria que en el amor subyacen, sin que pierda verdad su poesía. Otro rasgo característico del este poemario es la precisión con el que se utilizan las palabras en cada uno de los poemas, produciendo una suerte de caudal sonoro en el que cada verso fluye sin ningún atisbo de dificultad, y esto se debe a que la autora no ha olvidado la principal labor que el poeta tiene, la de no extasiarse en los recodos de la belleza solo para celebrarla, ni en el parnaso del ritmo hipnotizante de la cadencia, sino que ha recordado sabiamente, que la labor principal es la del conocimiento, por eso la poeta es insistente, persuasiva y siempre sorprendente en cada uno de los poemas que componen este bello poemario. Se observa un equilibrio entre los versos más tangibles y duros, con la ternura de las imágenes que no dejan al lector a la intemperie. Podemos señalar entonces que en este libro la autora no solo ha conseguido dejar su impronta, en cuanto al tema del amor se refiere, haciendo de él algo nuevo por descubrir en tanto a la retórica amatoria, sino que el poema se ha convertido en el espacio propicio para develar la inexorable madeja del acto poético.

“Te vi llorar
mientras tus ojos
buscaban aquel abrazo
que yo no pude darte
y que ahora te daría.”

(Te vi, pág. 19)

Los poemas surgen apoyados en el metro libre, despojados de la frialdad que tal vez el metro medido imprime a veces a la poesía. Elsabetta Bagli, recrea eficazmente la atmósfera de su yo más íntimo a lo largo de todo el libro, donde el amor es compartido y vivido por los lectores, ya que harán suyas cada una de sus palabras, porque se verán reconocidos en algunos de sus versos. Otro rasgo importante es su lenguaje a veces trufado de adjetivos en la descripción, y otras veces con la sencillez propia de la reflexión, que aquí no aparecen como contrapuestos. Estamos pues, ante un libro que destruye y construye al mismo tiempo, para formar un nuevo elemento que llevarnos a lo cotidiano de nuestro propio vivir y sentir.

“Nadie sabe qué corona de espinas
es nuestro secreto
anclado en el pensamiento
que nos atenaza y nos libera,
que nos hace vivir y amar;”

(El hilo, pág. 11)

“Le nostre due anime” de Elisabetta Bagli es un poemario cuya lectura no solo es grata, sino que provoca el estremecimiento natural de la buena poesía.


LE NOSTRE DUE ANIME
Autor: Elisabetta Bagli
Editor: Il Convivio
ISBN-10: 8832740664
ISBN-13: 978-8832740660

post image

IÑAKI HERNÁN | EL AFILADO VERSO QUE ACARICIA EL ALMA

Aquel sillón de cuadros

Por: Inma J. Ferrero


                                                         El verso debe ser afilado cuchillo que atraviese la carne hasta llegar al alma, o tal como nos señala en este libro “De la raíz y la rama” el poeta Iñaki Hernán, “Las miradas son cuchillos certeros / penetrando en las sombras del ayer”. Será por esto que la poesía huye de todo lo superficial, arrojándonos a la herida incandescente de quién realmente somos, porque… “No nace la poesía de la lucidez, / nunca de la arquitectura del verso. / No necesita la palabra / permiso para ser parida por un lápiz.”

Será la labor del poeta, por tanto, abrir los ojos a la verdad última que nos negamos, hacernos más conscientes de nuestros temores, llevándonos de la mano a través de la cadencia suave y a la vez tempestuosa del verso. Mostrarnos ante nuestras propias pupilas, desnudos de toda falsa indumentaria, obligándonos a mirar más allá, siempre más allá: de quienes somos o entendemos. “La poesía se alza / por encima de todos los sentidos / hasta ser vomitada por el sentimiento puro”. Todo esto lo encontramos en este poemario, en este transito vital que no habrá de dejarnos indiferentes.

Es este poemario, “De la raíz y la rama”, íntimo compañero de nuestra nostalgia, acorde solitario que nuestros pasos arrastran desde el inicio al fin de nuestro aliento, porque como bien dice el poeta “Apenas somos un leve brillo / incapaz de atenuar / los oscuros silencios”. Se perciben en sus poemas de ritmo pausado y reflexivo, la necesidad de darle nombre a todo aquello que da forma nuestro desasosiego más oculto. En este libro no somos meros lectores de una letanía, somos personajes principales de todos los versos que lo forman. Queda aquí de relieve la gran maestría del poeta Iñaki Hernán, a la hora de arrastrarnos al centro álgido de la acción que evocan sus versos, consiguiendo la universalidad de la reflexión que fluye palmo a palmo de esta geografía poética.

Nos hallamos ante un poemario nacido de lo cotidiano, un poemario que nos habla directamente, sin ningún subterfugio. Su lenguaje directo y lleno de matices hace que los poemas que lo componen contengan una alta dosis de fuerza contextual, alejando la frialdad retórica de todo el discurso poético. Este libro de Iñaki Hernán, nos descubre el amor, la nostalgia, la tristeza, el anhelo y el resquicio de esperanza que todos nosotros aguardamos, y que sin lugar a dudas nos hace más humanos. Porque cada verso, cada sentimiento es nuestro, y hace desaparecer la voz del poeta. “Hay quien gusta de la metáfora, / aquellos que ven al trasluz / de una botella de ron, el alba.”

“De la raíz y la rama” esta formado por poemas cortos, ágiles y dinámicos, cuya dimensión no va más allá de una hoja, proporcionando una gran fluidez en el verso y en la lectura. Reafirmando la idea de que es un libro para saborear la poesía y la reflexión de la palabra. Un libro para hacerlo nuestro desde la piel al tuétano lectura tras lectura, porque en él, es evidente que el poeta no ha huido de mostrarnos sus heridas y temores. Nos ha mostrado su yo más íntimo, impregnándonos de su experiencia vital, lo cual hace único a este poemario. “Su existencia, / que se adhiere a su piel como retales / de una vida inmóvil, se quebranta / con guiños de arrogante oscuridad.”

Descubrimos así, que la poesía de Iñaki Hernán es una aguja que se clava sin anestesia, una reflexión candente de todo lo que nos rodea y nos es cotidiano. Y no hay duda de que, una vez cruzado el umbral de la primera lectura de “De la raíz y la rama”, los versos de este poeta vienen para quedarse.


DE LA RAÍZ Y LA RAMA

PIE Ediciones; Edición: 1 (2018)
Iñaki Hernán
ISBN-10: 8494854755
ISBN-13: 978-8494854750

post image

ANTONIO MATA HUETE | “LAS PALABRAS IMPOSIBLES” Y LA GEOGRAFÍA VITAL

Aquel sillón de cuadros

Por: Inma J. Ferrero


Las páginas de este libro hacen palpable la afirmación de John Keats “Si la poesía no nace espontáneamente como la hoja de un árbol, es mejor que no nazca de ningún modo.” Y es que “Las palabras imposibles” de Antonio Mata Huete, se revela como un libro en el que fluye la mejor savia poética, esa que no nos deja pasar de largo ante la cadencia y el saber sublime de sus versos.

Nos encontramos ante una lectura llena de madurez, en la que el poeta nos hace partícipes de la geografía de su experiencia vital. Experiencia plena de los que saben vivir al límite, el transcurrir de los días y que nos hablan desdeñando el sufrimiento, la nostalgia y la tristeza con los que la vida pudo abrazar sus sombras. Porque sí, han vivido llenando de cicatrices sus almas, pero también han cosechado todo lo hermoso que ella les ha puesto en el camino. “Nada hay, al borde del sendero, / para guiar tus pasos de regreso a tu infierno.”

En “Las palabras imposibles” el autor utiliza un lenguaje llano, desnudo de artificio, que va más allá de toda la extrañeza léxica que pueda transmitir el verbo y entorpecer la dinámica del discurso poético. “Porque no uso el arma de las manos contra el fuego / escupo la palabra como aullido contra el miedo”. Cualidad importante, esta, para adentrarse en una lectura llena de pinceladas rítmicas que harán de la profunda reflexión del poeta un deleite para los ojos que saborean la palabra. “Y en el camino de vuelta… alcé mi voz, ecuánime, / con las voces de los justos, que a gritos clamaban: / ¡Cultura!”

Junto a la atemporalidad, propia de la poesía, podemos señalar como pieza fundamental en la construcción del poemario, una carga filosófica acompañada de preocupaciones íntimas desparramadas en cada uno de los versos que componen el libro y que llevan al lector a ser centro y parte de cada uno de los poemas. “Vosotros sois la luz del mundo, os mintieron, / y como negra sombra, como el mal, os esparcieron…” Se advierte en cada estrofa en desaliento, la nostalgia, el amor. Pistas sutiles que nos llevarán a establecer un diálogo, no tan solo con los poemas, ni con la voz poética, sino con nosotros mismos. “Hambre justa e inevitable para amarrar las cadenas / a la carne y la ignorancia”

Se trata, pues, de una poética honesta que pretende capturar, no tan sólo la emoción, sino la conciencia de quienes nos acercamos a su filo poético. Posee Antonio Mata Huete, una voz cercana y llena de matices, que huye de la estridencia de lo tópico, de lo manido. Y nos acerca a su yo poético, rebelándonos su vulnerabilidad y dejándonos con las manos vacías, obligándonos así, a plantearnos nuestra propia autenticidad ante la realidad que nos rodea. “Llegó la peste, / un día cualquiera, / y menguó… / Pero nadie quiso darse cuenta.”

En este poemario lo deslumbrante no son los temas que se tratan. La nostalgia, el tiempo, el amor, la memoria que se intercalan en los poemas. Sino el buen hacer poético de este poeta, que trasciende la palabra, haciendo su canto semilla esencial que ha de germinar en el alma del que lee sus versos y al fin los abraza para así formar parte de ellos. El poeta rompe, deshace el verso transformándolo en cuerpo, su cuerpo que será también el nuestro. “Desde tu vientre a tu espalda / Fluyen tranquilos mis ojos”

Lo poemas de “Las palabras imposibles” de Antonio Mata Huete, funcionan como analogías existenciales, por lo que requieren una lectura atenta y pausada. Porque en este libro estamos recorriendo un camino que nos hará conscientes de nuestras propias imperfecciones. “Las páginas del libro cerradas en la cama, / anuncian el final de este tiempo imposible.”


“LAS PALABRAS IMPOSIBLES”
Antonio Mata Huete
ISBN: 9788494572777
Editorial: Izana

post image

GASTONE CAPPELLONI | 6.0

Aquel sillón de cuadros

Por: Inma J. Ferrero


Leer un poemario es sumergirse dentro del alma misma. Naufragar en la orilla de cada verso a la espera de una salvación que tal vez nunca llegue. 6.0 es un poemario que nos habla de amor, de pasión, de nostalgia, de vida bien vivida que se extiende a lo largo de todos y cada uno de los poemas que lo forman. Es esta delicada y transparente forma de escribir, la que hace del poeta Gastone Cappelloni, un poeta único a la hora de transmitir sentimientos en estado puro y libre de cualquier artificio. “¿Quién pertenerá / al tiempo que no existe?”

Este poeta consigue revivir en nosotros, el germen de aquellas historias que quedaron tras nosotros y que dejaron sus huellas bien marcadas en nuestra esencia. Porque nos llevaron al desvelo o al insomnio y con todo ello, a la lucidez misma de quienes somos y hacia dónde nos encaminamos. “No existen amores equivocados…” “Remordimiento de antigua partida”

6.0 es un libro formado por poemas cortos, que dan mayor agilidad y movimiento al verso. Desprovisto del antifaz de la retórica, Gastone Cappelloni nos presenta en cada poema un pedacito de su ser más íntimo, utilizando para ello un lenguaje llano y sencillo, limpio de paja y barro y de fácil comprensión para el lector. Logrando con ello, una lectura reposada y sin ningún tipo de sobresalto que distraiga nuestra atención del poema. El poeta utiliza el tono directo, acompañado de un verso limpio de adornos, pero lleno de ideas y de una sinceridad conmovedora, perceptible a lo largo de todo el libro. “No me esperes / donde las violetas se posan / sobre las miradas…” En los poemas de 6.0 también se aprecia un marcado gusto por la naturaleza y esa capacidad para detenerse y trascender lo que en ella resulta aparentemente más leve, más fugaz, más insignificante. “… con el invierno de los otoños / despeinándose / con la brisa de las cortezas.” Poemario lleno de matices, de color y cadencia depurada, se observa un equilibrio entre los versos más tangibles y duros con la ternura de las imágenes que no dejan al lector a la intemperie.

También es punto relevante a lo largo de todo el poemario el tema del amor, de la mujer, de la sensualidad “Mujer, / te vestiré cada día / de insomnes quimeras” “Vital feminidad, / levanta el dedo hacia el cielo / acariciando / el deseo de los rocíos…” Es significativa también la referencia constante a lo cotidiano, a la realidad sin ningún tipo de subterfugio, como si el poeta quisiera mostrarnos a cada paso, que la poesía es un acto cotidiano y que se encuentra en toda la esfera de lo que nos es próximo e íntimo. “Bolsillos / con sales azucaradas” “…te has enamorado / de las calles sin entradas…”

La generosidad con la que el poeta deja fluir sus experiencias vitales es conmovedora y se enmarca en una transgresión a la privacidad a la que se reduce el individualismo contemporáneo. Cappelloni es un idealista y en su propuesta poética hay también una doble lectura sobre la actitud del artista frente a la mirada del modelo de sociedad. “Levántate de la apatía (…) / Levantarse / será rendirse a la vida…”

Cappelloni asume sin complejos todas las lecturas y sabe interpretar la estética de su tiempo, sin duda nos encontramos, y es algo difícil de encontrar, con un poeta de estirpe contemporánea. “Recitarás inútilmente / entre las suposiciones  / alarmadas del corazón…”

Como último punto a señalar, decir que, siempre se quedan cosas fuera, porque una lectura de un poemario nunca alcanza a definir todos los matices ocultos en el verso. Pero puedo decir sin riesgo a equivocarme que los poemas de Gastone Cappelloni son universos llenos de la pureza primigenia de lo cotidiano. Poemas en los que el lector no querrá dejar de saborear ninguna de sus estrofas, como estrellas fugaces a las que se persigue de lectura en lectura. Quienes conozcan la poesía de este poeta, saben a qué me refiero. Y los que no, tienen una buena oportunidad para averiguarlo.

post image

ORÁCULO DE KÍOS | HILARIO MARTÍNEZ NEBREDA

Aquel sillón de cuadros

Por: Inma J. Ferrero


Quizá la poesía sea el género más difícil de analizar, porque es el más contagioso. Porque el lector hace suyo cada uno de los sentimientos que los poemas evocan y viaja a través de ellos por la memoria. Si aun creemos en los viajes, y si se le concede a esta aprendiz de poeta el privilegio de ser Virgilio, acompañando a Dante, quisiera guiarles a lo largo de todo este océano poético tan particular de Hilario Martínez Nebreda.

El libro Oráculo de Kíos, está divido en tres partes, pero que siguen un hilo conductor que fluye entre la sensualidad, el deseo, la crítica a una sociedad decadente y porque no decirlo, la melancolía que esta decadencia produce en el autor. Siendo estás: Aquiles y la Tahúr (Dividida en dos partes), Ordalía de Narciso y Look-Bell o el ángel de seducción. Se puede decir que no es un poemario al uso, no es un poemario en el que el autor se limite a desgranar sus sentimientos verso a verso, este libro pretende ir más allá del límite de la vana retórica, en algunos casos vacía, que a veces se da al verso por partes de aquellos que se aferran persistentemente a la técnica como única vía para concebir el poema. Es un poemario impregnado de sabiduría, de enseñanza que el autor cede como un regalo para el que quiera escucharlo. Esto proporciona al poemario un incomparable marco intimista, en el que el poeta aparece unas veces como narrador omnisciente, conocedor de todo lo que sucede a lo largo de la narración, “Aquiles requería a su maestro / discrepando del toro en los andamios” y en otras como personaje implicado dentro de la acción “Mi madre Celestina puta elegante a más de hermosa”, continuas preguntas retóricas lanzadas por el autor “¿Qué le queda a una raza sin oído?”, utilización de diálogos entre el autor y el personaje o entre personajes, “- ¿Por qué te asustas de este niño? / – ¿Un niño?…Tiene labios de puchero / Parece un elefante de tulipán” que hace que el lector se sumerja entre los versos, para saber que hay más allá de la palabra. Qué hay después del significado último que el poeta evoca… tal vez en la inconsciencia dramática que le envuelve y le hace transmisor de la verdad que se oculta en el detalle, tal como decía Machado, “Sólo el poeta puede / mirar lo que está lejos / dentro del alma, en turbio / y mago sol envuelto.”

“…lenguaje lleno de simbolismo, de un magistral uso de la metáfora…”

En el fondo y forma es un poemario vivo, afilado como pocos y lleno de matices, un libro que da muestra de la versatilidad poética del autor y del gran simbolismo que encierra la totalidad de su obra, porque como bien dice en uno de sus versos “Me preocupa la salud del alma”. En lo formal, Hilario Martínez Nebreda, utiliza el verso largo, dando así una mayor intensidad y dramatismo a la obra y haciendo que sus versos sean cortantes, como cuchillos que necesitan llegar al alma, para llegar a comprenderse. En algunos momentos de la obra opta por la unión del verso largo con el corto, incluso llegando a partir las palabras como un perfecto cirujano “Angel / ¿grito / verti / cal / cayendo?”, esto propicia cierta sensación de vértigo, que nos precipita a una lectura díscola y nerviosa de todos los versos que forman dicho poemario y que habrán de formar parte de las baldosas que van cimentando nuestra opinión como lectores. Se nos muestra una maraña de latitudes poéticas, desde el poema corto, formado por sólo nueve estrofas, y que nos deja hambrientos, como es el caso del poema “BARAJA” que inicia la segunda parte de “Aquiles y la Tahúr” “¡Ases al aire! / La luz de una bombilla / muestra los naipes…” al poema largo que nos deja saciados, aunque con ganas de un nuevo poema del que seguir alimentándonos. Cada sensibilidad rescatará de esta cantera de conocimientos su propia conclusión, su propio yo, su propio sentir tejido en la telaraña de este genial poeta a lo largo de todos y cada uno de sus versos.

“De este puzle de personajes e imágenes sensoriales surge la polifonía exaltada…”

La lectura de este poemario, en la que el poeta tiene una doble vertiente como ya hemos citado (Poeta / Narrador), forja una comunicación estrecha e íntima con el poeta. Hilario Martínez Nebreda, a través de un lenguaje lleno de simbolismo, de un magistral uso de la metáfora, nos conduce a través del de la sensualidad, el erotismo, el amor y la afilada crítica social. “Sony prende con su magia los tímpanos / ¡Ecos!…¡eeecos! Oíd la amplitud / de los ecos en los antros…” en contraposición a “niños vagabundos sin rostro / como perros vulnerables” “Viva la Pepa! ¡Putaaa! (la chica más hermosa que todos pretendían) / ¡Putaaaa! Y ¿qué?” el amor y el erotismo, omnipresente en la obra “sueños de un Fauno / que copula con una mujer” “Pero en ella mis brazos clausuraban universos”.

En algunos tramos del poemario sentimos que el autor, nos hace abandonar la mera posición de lectores, para hacer nuestro su universo emocional, para compartir un sentimiento, y así posicionarnos según sea nuestra mirada ante el mundo que nos rodea. En el libro es constante la referencia a personajes de la mitología griega, tales como Aquiles, Antígona, ícaro, Agamenón y personajes históricos como Séneca, Sócrates, Zenón, Mahler, Shakespeare. Los poemas están repletos de términos que hacen referencia a la naturaleza, pero en un contexto urbano “con sus gallos de metal y de verjas / que enloquecen al sol”, a la ciudad “baldea la sangre en frías azoteas”. Aparecen también nombres de ciudades, concretamente Madrid, París, Brooklin, Londres, etc.. como escenario de este singular periplo. “¡oh torre Eiffel!… ¡oh puente de Brooklin!”, utilización del lenguaje coloquial llegando a lo soez “Puta”, “Zorra”, utilización de extranjerismos como “Rock and Roll”, utilización de onomatopeyas, todo este conjunto da al poemario una expresividad extrema a la hora de modelar todo aquello el poeta trata de mostrarnos, como parte de su vivencia vital, porque como bien dice en otro de sus poemas “Has caído en la trampa de los naipes” Tal vez como reflejo de que nos ha engañado el mundo cuajado de neones. La utilización de versos como “(la noche les negaba el rostro)” para hacer referencia a la oscuridad, lo dotan una exultante belleza y profundidad, que enriquecen al texto, más allá de la límpida cadencia de la palabra al prestar con su sonido musicalidad al verso. De este puzle de personajes e imágenes sensoriales surge la polifonía exaltada, la explosión intertextual formada por el poeta, que toma de ellos la inspiración para concretar el poema. El juego de palabras que se entremezcla estrofa a estrofa a lo largo de este libro hace que los versos sean más cercanos y cotidianos. Y que los sentimientos que fluyen ocultos en cada uno de los poemas sean más comprensibles a los ojos del lector. Que conoce así, las pautas que debe seguir durante la lectura del poemario.

A lo largo de todo el libro se entrevé el esfuerzo de creación del ser, una forma liberadora del yo poético que incluye la liberación del yo autorial. En resumidas cuentas, la poética de Hilario Martínez Nebreda, es un texto que subvierte el dictado su concepción vital. Este esfuerzo calculado, es una estrategia que se ve influenciada, sino moldeada, por las vivencias del autor, inmerso en la época que le ha tocado vivir. Estos poemas nos permiten ver cómo los temas: social, erótico y amoroso son tratados por el poeta, qué técnicas y símbolos prefiere, para, de esta manera, poder juzgar si la voz de este poeta, marca características diferenciadoras y definidoras de su práctica poética, ante lo que debo poner de relieve que lo consigue con creces.

Este es sin duda un poemario que no se debe dejar de leer, que no nos dejará indiferentes ante su lectura y posterior compresión, y que no dejará de modo alguno que se cumpla el designio de la estrofa, “te lo advertí poeta / el poema no puede calmarnos la pasión / de la melancolía” Tal como el mismo autor señala y así podamos vislumbrar una pincelada de esperanza en todo lo cotidiano.

This site is protected by wp-copyrightpro.com

error: Content is protected !!